Adaptaciones al entrenamiento

El entrenamiento que realizamos provoca un estrés en el músculo generando unas respuestas que derivan en adaptaciones que permiten al músculo entrenado responder de mejor manera a la misma condición de estrés en intensidad y volumen.


Las adaptaciones que consigamos dependen en primera instancia de nuestra genética ya que el ADN determina en gran medida la estructura, el volumen y otros elementos somáticos además de la velocidad y magnitud de la respuesta al ejercicio. Por ejemplo, se ha demostrado que el consumo máximo de oxígeno, clave en el rendimiento en actividades aeróbicas, está genéticamente condicionado entre el 25-50%. Por tanto, puede suceder que una persona que entrene de manera sistemática tenga un menor consumo de oxígeno que un desentrenado. Injusto, si; pero es así.


No obstante, existen otros factores coayudantes como son el descanso, la nutrición, el nivel de hidratación y los efectos de otros sistemas como el nervioso, endocrino e inmune. Además, el esfuerzo, la dedicación, la motivación y el trabajo bien hecho también pueden ser un punto de inflexión para mejorar.


Por lo tanto, no solamente el tipo de entrenamiento realizado condiciona nuestras adaptaciones sino que también existen otra serie de factores que debemos controlar en la medida de nuestras posibilidades.


¿Quieres sacar el máximo partido a tu genética? Contacta conmigo y saquemos lo mejor de ti.

Entrenamiento de Fuerza

#entrenamiento #adaptaciones #fuerza #oposicion #grasa #musculo #entrenador

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Basic Square

Copyright© 2021 Diego Alonso- Preparador Físico. Todos los derechos reservados. E-mail: diego.alonso.aubin@gmail.com