Copyright© 2020 Diego Alonso- Preparador Físico. Todos los derechos reservados. E-mail: diego.alonso.aubin@gmail.com 

 

 

February 16, 2019

Please reload

Entradas recientes

La fatiga durante el entrenamiento

12 Jun 2019

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Un hombre descubre que la sentadilla no daña sus rodillas

December 28, 2016

Carmelo Cotón es un joven fanático del gimnasio. Desde hace ya al menos 2 meses es cliente asiduo del gimnasio Gym Kana donde realiza los ejercicios que su monitor del gimnasio le prescribe sin demasiado resultado pero con la determinación de conseguir los pectorales y bíceps soñados por los métodos tradicionales o ilegales.

 

El otro día el bueno de Carmelo Cotón estaba exhausto sentado en el banco del ejercicio press de banca después de terminar la serie número 20 al fallo cuando atisbó al final del gimnasio, en una esquina, una estructura como si fuera un soporte para una barra con unos discos a los lados.

 

Dado que no solía ver a nadie en aquella zona se decidió a preguntarle a su monitor si aquello podía utilizarlo y si le vendría bien a lo que su maestro le respondió: “Esa máquina está ahí porque hay que tenerla pero hace daño en las rodillas y solamente lo usan los futbolistas. Si quieres ponerte grande sigue haciendo series de press de banca hasta que llegues a 30 y cuando hagas 30 vete a por la 31 y así poco a poco”.

 

Carmelo, en un alarde de impertinencia, insistió y le preguntó para qué era: “mira chaval, esa máquina no es para ti. En realidad te pones la barra sobre los hombros y la bajas arriba y abajo para entrenar espalda pero daña las rodillas así que mejor haces remo”.

 

Ese día se fue a su casa y se descargó el libro de Frederik Delavier “Guía de los Movimientos de Musculación” donde pudo ver que el ejercicio asociado a esa estructura era la sentadilla y que podía trabajar el tren inferior, algo que jamás había pensado que se podía entrenar.

 

Al día siguiente en el Gym Kana decidió comentárselo a su monitor quien le dijo: “No hay mayor aprendizaje que el ensayo-error. Vamos a hacer el ejercicio pero no puedes bajar más de 1/8 ya que no quiero correr riesgos en mi gimnasio de que alguien se rompa las rodillas. De todos modos, siempre puedes subirte a la cinta y correr 20 minutos ya que es más que suficiente para entrenar pierna y además defines.”. El bueno de Carmelo se dispuso en la sentadilla, se colocó como había leído en el libro de Delavier y de repente RING RING sonó el teléfono del monitor, el cual descolgó y se puso a hablar dándole la espalda a Carmelo. En ese preciso instante, Carmelo se decidió a bajar hasta abajo con los 30 kilos que tenía puestos y al subir notó cómo sus cuádriceps estaban intactos, las rodillas no había salido disparadas y no se le había caído la barra en la nuca cortándole el cuello. Al momento su maestro se dio la vuelta y le dijo “¿ves? Aún estás arriba así que quítate eso de la espalda que te vas a hacer daño y vamos a por un batido de protes sin carbos ya que si los tiene te pones como una gocha, para que recuperes y volvemos al entrenamiento de verdad”.

 

Carmelo Cotón accedió pero para él nunca los entrenamientos serán iguales. A partir de ahora meterá un día a la semana 20 minutos de cinta y dos series de sentadillas con la barra y 5 Kg a cada lado: “ya he comprobado que la sentadilla no tiene por qué hacerme daño pero también es por mi excelsa condición física ya que he jugado al fútbol cada domingo desde que dejé el instituto. Además, yo no lo necesito y creo que las recomendaciones de mi entrenador son suficientes para tener un cuerpo compensado y condensado”.

 

En fin, esta es la historia viviente de Carmelo Cotón y la de muchos de vuestros compañeros de gimnasio. Siempre podréis utilizar el rack de sentadilla para vuestros entrenamientos ya que, por suerte o desgracia, está vacío o lo utilizan para hacer dips y mirarse al espejo.

Please reload

Síguenos